La cabecera puede ser uno de los elementos que en una habitación que puede parecer innecesario, aunque cuando se tiene es uno de los que más resalta. No solo por todos los diseños en los que se pueden encontrar, si no por la comodidad que suma a tu cama y por el Feng Shui que puede generar para tu habitación. Sí, así como lo lees, una cabecera puede hacer gran diferencia en el flujo de energía de tu cuarto.

Por ello te contamos más sobre cómo este mueble puede ayudarte a tener mejor energía. Y si no tienes una, será mejor que vayas escogiendo la cabecera ideal. 

El Feng Shui en tu habitación

El dormitorio debe ser un lugar de descanso, romance y relajación, y nada más. Dado que tendemos a pasar más de ocho horas al día en este espacio sagrado, debemos intentar maximizar su Feng Shui en todo su potencial. El Feng Shui es la antigua práctica asiática de orientación de los espacios para potenciar el flujo de energía.

Tu habitación es probablemente el lugar más importante de tu hogar en lo que respecta al Feng Shui. En concreto, la cama es el elemento más significativo de tu hogar porque es el más cercano a ti. No sólo pasas muchas horas en tu cama, sino que la mayor parte del tiempo estás durmiendo. Cuando duermes, estás en un estado yin pasivo y, por lo tanto, más receptivo a las vibraciones que te rodean. Finalmente, la cama es el lugar más privado de tu hogar. Absorbe tu qi y te representa.

Hablando de camas, ¡siempre deberían tener una cabecera!

La cabecera y el armazón o base de la cama juegan un papel importante en la optimización del Feng Shui de tu dormitorio. En el Feng Shui, las cabeceras brindan una sensación de apoyo en la vida. Si solo tienes una base de cama, puedes comprar una cabecera por separado. Te recomendamos una cabecera robusta que esté bien sujeta al marco de la cama. Las mejores formas son rectangulares, cuadradas, en forma de corazón o curvas. Si es posible, evita las cabeceras que tengan perforaciones o barras. Los agujeros pueden hacer que las cosas se caigan o que te sientas aprisionado o “entre rejas”.

Desde la perspectiva del Feng Shui de la biología Bau, los marcos de metal y los resortes de caja de metal pueden amplificar y distorsionar el campo magnético natural de la tierra. Los materiales de madera no son conductores, por lo que pueden ayudar a reducir las señales de radiofrecuencia de los aparatos inalámbricos ( tu computadora, teléfono celular y televisión) que penetran negativamente en tu campo de energía personal.

La mayoría de los materiales funcionan bien, pero recomendamos una cabecera de tapicería suave o de madera maciza. Esta es una sugerencia común en el Feng Shui occidental porque el elemento de la madera se relaciona con la naturaleza simbólica de apoyar el cuerpo y la energía al dormir. La cabecera puede ofrecer un equilibrio de las energías yin y yang.  Las camas con base también son excelentes, pero asegúrate de que no tenga ángulos agudos donde puedas lastimarte las espinillas.

Ahora ya lo sabes, si quieres tener una buena energía dentro de tu habitación, debes tener una cabecera en tu cama.

 

También puede interesarte: Elige el comedor perfecto