Cafecito con Alegría es una iniciativa de jóvenes guatemaltecos para entregar comida a las personas de la calle que tienen dificultad para alimentarse.

Es así como desde hace 5 años se enfocan en llevar comida a las personas en condición de calle o que no cuentan con recursos para alimentarse. 

Esta iniciativa que comenzó con un grupo de jóvenes ha sido apoyada a lo largo del tiempo por empresas como CMI de los Bosch Gutierrez, con ello se puede llegar  a más personas que lo necesitan.

Un grupo de jóvenes guatemaltecos inició el proyecto Cafecito con Alegría, iniciativa en la que reparten comida y café a las personas de las calles.

Las acciones de Cafecito con Alegría

El pasado 20 de octubre, el grupo de jóvenes guatemaltecos que conforman Cafecito con Alegría salieron una vez más a repartir comida y un café a las personas que se encuentran en situación de calle en la Ciudad de Guatemala.

Por cuarta vez, un grupo de amigos y familiares se reunieron para llevarle un café, una pequeña refacción e incluso algunas prendas para abrigar a las personas que más lo necesitan.

El recorrido comenzó a las 19:00 horas y abarcaron sitios como el Hospital Roosevelt, los alrededores del Aeropuerto Internacional La Aurora, áreas aledañas al basurero de la zona 3, entre otros. Más de 80 jóvenes guatemaltecos se unieron como voluntarios a esta iniciativa y lograron repartir 400 cafés junto con un pequeño refrigerio, además de suéteres, cobijas y peluches.

De acuerdo con los integrantes de Cafecito con Alegría, esta actividad no se trata únicamente de dar comida, si no de pasar un tiempo de calidad con las personas que viven a la intemperie.

En una entrevista con CTV en Guate, Edgar Sanabria —impulsador del proyecto— expresó:

«Una vez que salimos, un indigente con lágrimas nos dijo: comida es la que me sobra, pero en que ustedes se hayan interesado por mi vida, me hace más feliz que este pan frijoles que me estoy comiendo»

De esta manera, vemos reflejados los esfuerzos de la sociedad civil, un grupo empresarial muy fuerte y el esfuerzo de jóvenes para ayudar a los que más lo necesitan.

Es claro que este tipo de medidas continúen para que el apoyo llegue a más personas en las comunidades que más lo necesiten, mientras tanto, se puede hablar de un gran apoyo.