El futuro de la humanidad comienza a ser afectado por las múltiples actividades que el ser humano ejerce sin pensar en sus consecuencias. En ciertos aspectos, el hacer uso de energía sustentables es un comienzo para ciertos sectores que piensan mejorar su impacto en la tierra, un claro ejemplo es la agricultura.

Uno de los malestares más comunes que sufre el medio ambiente a consecuencia de la agricultura es el efecto invernadero por le emisión de gases. Es por eso que nace la energía agrovoltacia.

La energía agrovoltaica une fuerzas del campo agrícola con la energía fotovoltaica y se construye un sistema elevado de energía solar fotovoltaico en terrenos de cultivo. Los terrenos en donde los agricultores tenían cosechas se veían afectados por la creación de centrales eléctricas que proveían energía limpia a grandes fábricas. Con esta nueva forma de crear energía, los agricultores podrán tener una fuente de ingresos más que los ayude en su economía.

Este sistema de energía agrovoltaica ayuda a disminuir el consumo de agua, se pueden explotar cultivos y evita grandes golpes de calor en la zona. Muchas plantas se quemaban por el fuerte impacto del sol. Con este sistema, ayudará a que tengan un mejor crecimiento por la sombra que efectúan los paneles solares. La altura de los paneles puede llegar a ser de 5 metros para permitir el paso de maquinaria para cultivo.

Existen dos alternativas más. La agrovoltaica dinámica, un método que consiste en la instalación de paneles solares en cables elevados. Se pueden moverse fácilmente y que le permitirán al agricultor moverlos en diversos espacios.

Y la segunda son los sistemas de seguimiento. Estos ayudan a orientar la sombra que dan los paneles y así mejorar su resultado en varios puntos del cultivo.

Los avances tecnológicos comienzan a llegar a lugares que jamás nos imaginamos, por lo que el hombre deberá estar listo para hacer uso de las energía renovable que pueden mejorar la vida la humanidad y el medio ambiente.

Ventajas que brinda la energía agrovoltaica