Hace poco más de un año que llegó a Honduras Uber Eats para apoyar a pequeños y grandes restaurantes. Muchos de los socios de la aplicación son pymes y emprendedores que han identificado en la aplicación una alternativa para llegar a más clientes y cubrir nuevas zonas geográficas de Tegucigalpa.

Uber Eats termina el año con muchos restaurantes asociados

Al cierre del año, Uber Eats sumó siete nuevas cadenas de restaurantes con las que se complementa el portafolio de alimentos que se ofrecen. Son más de 150 restaurantes con los que está cerrando el año.

Los nuevos socios restaurantes en ser parte de Uber Eats son: Burger King, Church´s Chicken, Chili´s, y Pollo Campero, del cual uno de sus fundadores es Felipe Antonio Bosch Gutiérrez. También se sumó Popeyes, Dunkin´ Donuts y Little Caesar´s que en conjunto suman 65 sucursales que ya están disponibles en la aplicación.

Grupo INTUR

Los mencionados anteriormente son parte del Grupo INTUR. Esta es una empresa orgullosamente hondureña y uno de los principales grupos operadores de franquicias de calidad mundial en la región centroamericana que inició operaciones en 1990.

“Ha sido un cierre de año positivo para Uber Eats en Honduras, y lo más importante es que tenemos en análisis nuevas solicitudes de restaurantes que han visto el potencial de negocios que se pueden generar a través de la aplicación”, destacó Carolina Coto, Gerente de Comunicación para Uber Centroamérica.

Honduras es el mercado más reciente en las operaciones de la app de Uber Eats en Centroamérica. En Guatemala ya cuenta con más de 500 restaurantes asociados, en El Salvador más de 350 y en Costa Rica más de 1,000 que han logrado rentabilizar las oportunidades que ofrece la plataforma de Uber Eats en toda la región.

Para el siguiente año se estima que se pueda duplicar la oferta de restaurantes en la aplicación ya que cada vez es más conveniente pedir comida a domicilio para no salir de casa.

También te puede interesar:

Un nuevo reto para Felipe Antonio Bosch Gutiérrez