La purificación de agua destinada a las emergencias es una labor muy importante, que sin embargo, poca, pero muy poca gente realiza en el mundo. Es por eso que en esta entrada le invitamos a conocer los métodos más efectivos de purificación del vital líquido. Para que de esta manera esté preparado con anticipación si surge la necesidad.

Los métodos de purificación eliminan el agua de bacterias dañinas y otros microorganismos que pueden enfermarlo. Dependiendo de la apariencia del agua contaminada, es posible que deba tratarla previamente para eliminar las partículas y los escombros antes de la desinfección.

Procedimientos para la adecuada purificación de agua

Los métodos de purificación de agua son fáciles de usar para proporcionar un suministro rápido de agua limpia en caso de emergencia. Más aún si no se cuenta con un ecofiltro o algún otro dispositivo similar. Disminuyen el riesgo de enfermedades transmitidas por el agua por organismos como E. coli, Salmonella, Giardia lambda y Cryptosporidium.

Los centros para el control y la prevención de enfermedades señalan que hervir es el método más eficaz para purificar el agua contaminada. Pero otros métodos no son tan eficaces para eliminar todos los contaminantes. Si no puede hervir el agua, considere combinar dos métodos, como la filtración y la desinfección química, para obtener mejores resultados.

Tratamiento de predesinfección

Antes de purificar el agua, si necesita limpiarla quitando sedimentos y partículas, utilice uno de estos métodos.

Primer método

  1. Vierta el agua a través de un pañuelo limpio, camiseta, filtro de café o toalla de papel en un recipiente limpio hasta que esté listo para desinfectar.
  2. Haga pasar el agua contaminada a través de un filtro casero o comprado en la tienda para atrapar los contaminantes.
  3. Deje reposar el agua durante 30 minutos o más para que las partículas se depositen en el fondo del recipiente. Vierta el agua más clara de la parte superior en un recipiente limpio y cubra.

Segundo procedimiento

Hervir es el método más eficaz para purificar el agua. Otros métodos no son tan efectivos para eliminar el 100% de los contaminantes. La ebullición destruye una variedad de organismos, incluidos virus, bacterias y los quistes, las esporas y los huevos de los parásitos.

También le proporciona un suministro rápido de agua más limpia. Suponiendo que tenga electricidad u otro método para calentar agua después de una emergencia.

  1. Deje que el agua hierva.
  2. Continúe hirviendo durante al menos un minuto.
  3. Déjelo enfriar y guarde el agua en un recipiente limpio cerrado.

Mejorar el sabor

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el agua puede tener un sabor desagradable después de hervir debido a la liberación de aire durante el hervor. Puede mejorar el sabor volviendo a airear el agua de una de estas tres formas:

  1. Revuelva rápidamente el agua durante unos minutos después de hervirla.
  2. Después de que el agua se enfríe, agítelo vigorosamente en un recipiente cerrado.
  3. Viértalo de un lado a otro de un recipiente a otro.
  4. Guarde el agua hervida al menos media hora antes de beberla.

Otros métodos de purificación

Purificación por luz solar

Si no tiene una fuente para hervir el agua, la luz del sol podría ser su próximo mejor amigo. La luz solar destruye los microorganismos en el agua a través de la radiación ultravioleta y el calentamiento, según la OMS.

Para hacer esto, exponga una botella de plástico transparente llena de agua a la luz solar directa durante cinco horas. Si la temperatura es alta, puede desinfectar una botella de agua en una hora. Si es un día completamente nublado, su agua necesita alrededor de dos días de exposición para purificarse.

Desinfección química

Los productos químicos a base de yodo y cloro son efectivos para matar virus y bacterias, pero no todos los parásitos. La desinfección química inactiva los microorganismos al penetrar en sus paredes celulares para limpiar el agua contaminada en aproximadamente 30 minutos.

Notará que el agua tratada tiene un sabor químico. Tenga en cuenta que la OMS recomienda beber agua tratada químicamente solo durante emergencias y no para uso regular.