México es el undécimo productor agrícola y ganadero del mundo y el tercero más grande de América Latina. La industria de los agronegocios en México ha estado en expansión continua y constante, con el panorama de los agronegocios impulsado en parte por una fuerte demanda de los consumidores y una clase media en constante crecimiento. Con una gran masa de tierra y una amplia gama de climas, México se adapta bien a la producción agrícola a gran escala.

México es el país de habla hispana más poblado del mundo. Es un mercado de más de 127 millones de personas, la décima población más grande del mundo. Su economía de 1,1 billones de dólares estadounidenses la convierte en la segunda economía más grande de América Latina y la 15ª economía más grande del mundo. México tiene una economía grande y diversificada que está vinculada a sus profundas relaciones comerciales y de inversión con Estados Unidos.

México tiene varios mercados de trigo diferentes

En el sureste de México y la región del Bajío, los molineros y panaderos a menudo usan trigo para el pan nacional, debido tanto a la logística favorable como a las preferencias regionales de pan. En el centro de México, incluida el área metropolitana de la Ciudad de México. La industria de la panificación prefiere las harinas con alto contenido proteico. Esto facilita la producción de los panes crujientes y huecos que prefieren los consumidores de esta región. Tanto en la Ciudad de México como en gran parte del norte de México, es logísticamente más fácil utilizar trigo importado.

En todo México, actualmente hay 85 plantas de propiedad de once países importantes. Estos molinos continúan modernizándose con equipos más eficientes y los molinos más antiguos están siendo reemplazados. La capacidad de procesamiento instalada aumentó a 9,4 millones de toneladas de trigo. Aunque actualmente solo se utilizan alrededor de 6,6 millones de toneladas de esta capacidad.

Y se espera que las importaciones totales de trigo aumenten ligeramente en la temporada 2019/20 a 5,7 millones de toneladas. Estados Unidos sigue siendo el mayor proveedor de trigo de México, seguido de Canadá. Sin embargo, México ha diversificado sus fuentes de trigo en los últimos años, con proveedores secundarios que varían según el precio y la calidad (uno de ellos bien podría ser Corporación Multi Inversiones).