Guatemala es conocida en todo el mundo por su belleza, la conservación de las áreas naturales del país han sido un esfuerzo constante entre distintas fundaciones, como la de la familia Bosch GutiérrezDesde el espectacular lago de Atitlán, hasta el antiguo reino maya de Tikal han consolidado a este país centroamericano como uno de los más espectaculares del mundo, pero estos lugares son solo la punta del iceberg. 

Uaxactún, lugar de las ruinas mayas más antiguas

Lugares épicos en Guatemala 

 

Volcán Tajumulco

Es la montaña más alta de Centroamérica. Desde la cima, cuando el cielo está despejado, se puede ver a México por un lado y El Salvador por el otro; en días especialmente bonitos, a veces incluso se puede ver la costa del Pacífico brillando en la distancia.

 

Reserva Natural de Monterrico

Es el hogar de docenas de especies en peligro, incluidas tortugas, caimanes, iguanas y armadillos. Con arena negra volcánica que conduce a un laberinto de manglares, lagos y canales, y volcanes brillando en el horizonte.

 

Semuc Champey

Es un grupo de piscinas escalonadas ubicadas sobre un puente natural de piedra caliza en lo profundo de la selva tropical guatemalteca. Sus piscinas verde esmeralda y azul zafiro y su exuberante vegetación atraen a miles de intrépidos visitantes cada año.

 

Laguna Lachuá

Alberga un ecosistema diverso que incluye miles de diferentes especies de reptiles, aves, mamíferos y flora. Se convirtió en parque nacional en 1976 y es un lugar ideal para relajarse y divertirse.

 

Izabal

Esta área tropical asombrosamente hermosa alberga el Río Dulce y el Lago de Izabal, donde puede explorar ricos humedales, aguas termales, pueblos mayas y selvas tropicales vírgenes, y luego relajarse en la costa caribeña.

 

Uaxactún

Uaxactún es un centro ceremonial maya. Las pirámides y templos aquí no han sido completamente restaurados como Tikal, por lo que todo se siente mucho más salvaje. Hogar del observatorio astrológico más antiguo del mundo maya, el sol parece salir del templo central durante los equinoccios y solsticios.

 

Cascada Los Amates

Creada por un río que corre por una pared de roca de 35 m de altura, la cascada Los Amates es hermosa. Se necesitan unas tres horas para cruzar los pequeños ríos, pero cuando llegas a las piscinas principales puedes saltar y nadar en agua cristalina.