Debido a la contingencia, la industria de las motocicletas se está viendo afectada de diversas formas. No se trata solo de concesionarios. Va hasta el final de las cadenas de suministro.

Algunos ejemplos de estos daños que trajo consigo esta contingencia global incluyen Polaris Inc., que cerró la producción en varias plantas en todo el mundo. Además de Yamaha Motor Corporation USA, que detuvo la producción en las plantas de diversos estados.

También se han cerrado concesionarios individuales, incluidos Honda East e Indian of Toledo a instancias del gobernador de Ohio, Mike DeWine. En un esfuerzo por mantener seguros tanto a los consumidores como a los trabajadores.

¿Qué ocurre con la cadena de suministro de la industria de las motocicletas?

La producción de las piezas de las motos se fabrican en diversas partes del mundo, por lo que su llegada a los países se ve demorada.. Por ejemplo, Harley-Davidson recibe sus piezas de Showa.

Y por supuesto, casi todo el mundo utiliza frenos del fabricante italiano Brembo y, con frecuencia, ABS de Bosch. A medida que se extienda el efecto dominó de las paradas, las motocicletas se volverán cada vez más difíciles de encontrar. Por lo que no funcionará como de costumbre cuando se levanten las restricciones hasta que la totalidad del motor de producción esté funcionando.

En estos momentos el entretenimiento es una de las primeras víctimas, y eso también es cierto aquí. Las rondas uno y dos de MotoGP en Qatar y Tailandia se cancelaron, y la tercera ronda en Texas se retrasó hasta noviembre. Posiblemente para permitir que el calor del verano cree un ambiente hostil al virus.

Algunas carreras pueden llevarse a cabo sin espectadores y televisadas para limitar el riesgo para los corredores y sus equipos de apoyo. Pero en general, parece ser una temporada aburrida en todos los ámbitos.

Italia se ha visto especialmente afectada. Eso significa que la producción de Piaggio / Vespa, Moto Guzzi, Ducati, Energica y Aprilia se verá afectada. Junto con Brembo y su omnipresente hardware de frenos. Además, muchos lugares de la Unión Europea que producen las materias primas para los componentes de motos están resintiendo la parálisis.

Algunos constructores, como el gigante estadounidense Harley-Davidson, ya están en crisis. Debido al envejecimiento de la base de compradores y una línea de productos (y precios) que tienen poco atractivo para los conductores más nuevos. Veremos cómo evoluciona la situación para esta industria.