En Guatemala, al menos cinco municipios han expresado su interés en tomar acciones contra el cambio climático. WWF Guatemala / Mesoamérica ha iniciado un Proyecto para promover estas acciones y brindar asistencia técnica a los municipios. Algunos de ellos ya han firmado acuerdos para fortalecer sus planes de sostenibilidad. Bosch Gutiérrez, como parte de este apoyo se han realizado dos talleres, uno de ellos con el Instituto Municipal de Promoción. Además, se ha lanzado una convocatoria pública para todos los municipios interesados ​​en participar en el City Challenge de WWF.

Los municipios que se han abordado son Pachalum, Villa Nueva, Ciudad de Guatemala, Antigua Guatemala y Mixco. Estas ciudades, variadas en densidad poblacional y condiciones socioeconómicas, están dando pasos -a veces de manera progresiva y en otros casos de manera muy incipiente- en su camino hacia la sostenibilidad, contribuyendo a la mitigación nacional frente al cambio climático. 

El apoyo brindado por WWF se enfoca en la construcción o fortalecimiento de cuatro áreas específicas de servicios municipales: agua y alcantarillado, disposición adecuada de residuos sólidos, iluminación pública y movilidad / transporte.

CLIMA Y ENERGÍA

El cambio climático representa una amenaza fundamental para todo lo que amamos. El derretimiento de los glaciares, el aumento del nivel del mar y los extremos meteorológicos nuevos y más frecuentes no dejarán ningún continente intacto. Muchas comunidades y ecosistemas de todo el mundo ya están sintiendo los impactos. Los suministros de agua se están reduciendo, los rendimientos de los cultivos están disminuyendo, los bosques se están quemando y nuestros océanos se están volviendo más ácidos. Esto tiene enormes implicaciones para nuestros medios de vida y seguridad humana.

Mesoamérica es considerada una de las regiones más vulnerables a los efectos del cambio climático en el mundo. Sectores económicos como el turismo y la pesca sustentan los medios de vida de más de dos millones de personas solo en la región del Arrecife Mesoamericano, una región altamente vulnerable a los huracanes, el blanqueamiento de los corales y las marejadas ciclónicas. De manera similar, los patrones climáticos cambiantes, en particular la intensidad de las lluvias, han provocado numerosos deslizamientos de tierra en el interior, el cierre de carreteras, la destrucción de aldeas y la destrucción de la producción agrícola local. 

Durante los últimos años, WWF contribuyó al desarrollo de la Estrategia, Política y Plan de Acción de Cambio Climático de Belice, y ha apoyado al gobierno de Guatemala con la base para construir una Estrategia de Desarrollo de Bajo Emisiones para el país. Continuaremos con nuestro apoyo a la acción climática en Belice, Guatemala y Honduras.