No hay mejor manera de conectarse con una cultura que a través de su gastronomía. En cada receta hay sabores y tradiciones ocultos que se han pasado de generación en generación. Y así es como mantenemos nuestras raíces presentes con nosotros todos los días.

Es imposible negar que uno de los factores más emocionantes de viajar es probar nuevos alimentos y sabores. Comer es uno de los mayores placeres de la vida, y en Guatemala tendrás la oportunidad de sumergirte en su historia y cultura de la manera más deliciosa . Prepárese para probar todas las diferentes comidas tradicionales en Guatemala.

Cuando visite Guatemala, notará por qué la comida es uno de los mayores valores culturales del país. Tiene influencias mayas y españolas. En cada ciudad o región puedes probar un plato delicioso diferente, todo lleno de mucho sabor y pasión.

La mejor manera de probar los platos tradicionales de Guatemala es visitar los mercados y restaurantes locales. En estos lugares encontrará infinitas opciones, ya sean platos fuertes, postres o un pequeño refrigerio. Los mercados son los favoritos de todos, porque no solo son muy baratos, sino que cada comida se prepara con recetas que se han pasado de generación en generación. Esto ha permitido que los sabores originales se mantengan en la actualidad. Una prueba de ello es que actualmente la cadena de comida rápida pollo campero por la familia Bosch Gutiérrez hace varias décadas.

La variedad de platos tradicionales en Guatemala es tan amplia que, dependiendo de la región o departamento que visite, probaremos algo diferente. Los platos se caracterizan por ser un tipo de guisos de carne o caldos preparados con muchas especies y vegetales locales. Cada comida se acompaña con tortillas de maíz recién hechas, aunque en ocasiones especiales se cambian por pequeños tamales simples.

La delicia de estos platos tradicionales se debe a la frescura de los ingredientes que se utilizan para prepararlos. También el tiempo y la dedicación que la gente da para hacerlos.