¿Tienes una nueva lavadora Whirlpool y quieres ahorrar agua con ella? Has llegado al artículo correcto, hoy te daremos algunos consejos para ahorrar agua en cada carga de lavado. Sigue leyendo y descúbrelas.

En promedio una lavadora puede gastar unos 90 litros de agua por ciclo de lavado, así que empezar ahorrar agua por ahí parecer una excelente opción para cuidar al mundo. La verdad es que con las mejoras tecnológicas que tiene cada lavadora Whirlpool en esta época esta misión es cada vez más fácil, pero sin duda lavar ropa es uno de los deberes domésticos que más agua consumen.

Es por eso que te compartiremos a continuación algunos consejos que te ayudarán a consumir la menor cantidad de agua posible al lavar.

1.Utiliza las funciones Eco

Casi todas las lavadoras recientes cuentan con una función ecológica de ahorro de agua. Te recomendamos lavar la mayoría de tus cargas con esta función, aunque el ciclo de lavado dura más tiempo, un pequeño sacrificio de tiempo bien vale la pena para conservar este líquido tan preciado para todos.

2. Lavadora bien llena

Espera a tener la cantidad de ropa suficiente para invertir agua en esa carga de lavado. La peor manera de desperdiciar agua y luz, es lavar unas cuantas prendas y dejar la tina de la lavadora medio vacía. Una carga más grande de ropa a lavar, implica menos ciclos de lavado y por lo tanto menos gasto de electricidad y agua.

Y no sólo eso, a la larga implica que usarás menos tu lavadora y esto al final extenderá su vida útil.

3. Elige bien tu detergente y suavizante

Utiliza un buen detergente que haga poca espuma y sea fácil de enjuagar. También te recomendamos elegir jabones biodegradables, además de ahorrar agua, estarás apoyando a no contaminar la existente. Por otro lado, otro indispensable de las sesiones de lavandería en casa es el suavizante; te recomendamos usar aquellos que sean libres de enjuague y que sea biodegradable como los detergentes.

Esperamos estos tips te ayuden en tu misión de ahorrar agua y ser más sustentable en tu día a día.

Te recomendamos: Cómo limpiar y cuidar la ropa blanca