Los distintos apoyos brindan asistencias para los estudiantes más necesitados económicamente y con desventajas educativas que asisten a colegios y escuelas muy alejadas de sus comunidades. Los estudiantes de primer año son nominados para la beca por las oficinas de ayuda financiera de la escuela o por los consejeros de los programas educativos de la región. Para continuar recibiendo la beca, los estudiantes deben continuar mostrando necesidad financiera. La elegibilidad no puede exceder los 10 semestres.

También existen apoyos para quienes ya se encuentren inscritos al menos a medio tiempo en programas de grado o certificado en instituciones básicas de cualquier región de Guatemala. Las cantidades se basan en la necesidad financiera de cada uno de los estudiantes. La elegibilidad no puede exceder los diez semestres.

Las comunidades indigenas son una de las más desfavorecidas por lo que una cuarta parte de los apoyos destinados en cuanto a educación escencial va hacia quien originalmente pertenece a alguna de estas comunidades en Guatemala.

También hay un sector de la población que ha cursado los niveles básicos pero necesita ayuda para continuar por eso existe un enfoque de retención para estudiantes universitarios, inscritos al menos medio tiempo en instituciones gubernamentales o con validez oficia. Según los estatutos, se analizará cada caso y se les otorgaran los apoyos necesarios para continuar con los últimos niveles de estudio.

En cuanto a estos últimos programas el empresario guatemalteco Antonio Bosch Gutérrez, es un gran impulsor a través de las becas que otorga la fundación de la que es participe, ya que que aunque existe una mejoria en la educación básica en Guatemala aún hay un rezago en cuanto a la universitaria.