Oculto a simple vista, el Cementerio de Chichicastenango es: Uno de los lugares de descanso más coloridos del mundo, donde cada color es simbólico.

Con filas y filas de cruces pintadas y altos mausoleos, el cementerio de Chichicastenango es un ejemplo.

Perfecto de la perspectiva más brillante de Guatemala sobre la muerte.

Y se encuentra ubicado lejos del centro de la ciudad de Chichicastenango (Chichi, como se le conoce cariñosamente).

En las tierras altas de Guatemala, al noroeste de la ciudad de Guatemala; bajando una colina que rara vez es visitada por turistas.

Pueblo de Chichicastenango

 El pueblo de Chichicastenango es pequeño, por lo que el cementerio también es pequeño, pero extremadamente colorido.

Sus tumbas y cruces están pintadas de vivos colores, resaltando de gran manera frente a la ladera.

 En Chichicastenango la mayoría de la población es indígena maya.

Y K’iche, por lo que el lugar está repleto de tradiciones precolombinas.

El vibrante arco iris de pigmentos de este cementerio celebra la vida después de la vida.

Simboliza diferentes roles familiares, como una clave codificada por colores para el rompecabezas de los muertos.

Muchas tumbas están coloreadas según el estado familiar de la persona.

Cemeneterio y sus tumbas coloreadas

Las tumbas pueden pintarse de blanco para representar la pureza; las tumbas de las que fueron madres están pintadas de turquesa.

Los abuelos están marcados en amarillo para indicar que el sol dorado protegerá a la humanidad.

Mientras que otras tumbas rompen con lo tradicional, pintándose en verde lima, rojo o el color favorito del difunto.

Así, es indisputablemente es uno de los cementerios más coloridos del mundo.

En gran parte por el hecho de que las familias vuelven a pintar los mausoleos cada año antes del Día de Todos los Santos.

 Y de la misma manera que en las iglesias locales, como la Iglesia de Santo Tomás, al lado del mercado, el cementerio es de uso mixto.

Sirve al mismo tiempo como lugar de rituales para las comunidades religiosas mayas católicas e indígenas K’iche ‘.

El cementerio es también el hogar de una variedad de rituales, que incluyen incienso.

Si este humo está flotando por el cementerio, es probable que el chamán local realice ceremonias mayas tradicionales de k’iche.

Usando hogueras e incensarios con incienso humeante y resina de copal.

Algo que queda claro en este lugar, es que todo es una celebración, y no algo triste.

Ya que, en la cultura local, en particular con su influencia Maya.

Creen que los seres queridos están en la otra vida, en un mejor lugar pasando por cosas hermosas.

Por todo lo anterior, es que si te llegas a encontrar en Chichicastenango no te arrepentirás de conocer su cementerio.

Uno de los más bonitos y coloridos de Centro América y posiblemente del mundo.

Lugares como este cementerio son protegidos por fundaciones como las de la familia bosch gutierrez.

Si la idea de visitar un cementerio no te agrada tanto puedes realizar una ruta gastronómica para conocer los platillos de Guatemala.