Etiqueta: lavadora Whirlpool

Ahorra agua con tu lavadora Whirlpool

Ahorra agua con lavadora Whirlpool

¿Tienes una nueva lavadora Whirlpool y quieres ahorrar agua con ella? Has llegado al artículo correcto, hoy te daremos algunos consejos para ahorrar agua en cada carga de lavado. Sigue leyendo y descúbrelas.

En promedio una lavadora puede gastar unos 90 litros de agua por ciclo de lavado, así que empezar ahorrar agua por ahí parecer una excelente opción para cuidar al mundo. La verdad es que con las mejoras tecnológicas que tiene cada lavadora Whirlpool en esta época esta misión es cada vez más fácil, pero sin duda lavar ropa es uno de los deberes domésticos que más agua consumen.

Es por eso que te compartiremos a continuación algunos consejos que te ayudarán a consumir la menor cantidad de agua posible al lavar.

1.Utiliza las funciones Eco

Casi todas las lavadoras recientes cuentan con una función ecológica de ahorro de agua. Te recomendamos lavar la mayoría de tus cargas con esta función, aunque el ciclo de lavado dura más tiempo, un pequeño sacrificio de tiempo bien vale la pena para conservar este líquido tan preciado para todos.

2. Lavadora bien llena

Espera a tener la cantidad de ropa suficiente para invertir agua en esa carga de lavado. La peor manera de desperdiciar agua y luz, es lavar unas cuantas prendas y dejar la tina de la lavadora medio vacía. Una carga más grande de ropa a lavar, implica menos ciclos de lavado y por lo tanto menos gasto de electricidad y agua.

Y no sólo eso, a la larga implica que usarás menos tu lavadora y esto al final extenderá su vida útil.

3. Elige bien tu detergente y suavizante

Utiliza un buen detergente que haga poca espuma y sea fácil de enjuagar. También te recomendamos elegir jabones biodegradables, además de ahorrar agua, estarás apoyando a no contaminar la existente. Por otro lado, otro indispensable de las sesiones de lavandería en casa es el suavizante; te recomendamos usar aquellos que sean libres de enjuague y que sea biodegradable como los detergentes.

Esperamos estos tips te ayuden en tu misión de ahorrar agua y ser más sustentable en tu día a día.

Te recomendamos: Cómo limpiar y cuidar la ropa blanca

 

 

 

 

 

 

 

 

Lava como un profesional con tu lavadora Whirlpool

Lavadora Whirlpool

Recién te mudaste a vivir sólo, estás estrenando una lavadora Whirlpool, tienes una pila enorme de ropa sucia y te da pena hablarle a tu mamá para preguntarle cómo lavarla. Muchas preguntas bombardean tu mente en este momento: ¿Cómo lavas tu ropa correctamente? ¿Cómo hay que separar la ropa? ¿Qué artículos se pueden lavar juntos?

Lavar la ropa no es tan complicado como parece y mucho menos si tienes una lavadora Whirlpool con toda su tecnología, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Hemos reunido los “consejos de lavado” más importantes para ti en esta publicación para que puedas lavar tu ropa de la manera correcta. 

 

1. Clasifica la ropa correctamente

Antes de empezar el proceso de lavado, hay que hacer algunos preparativos. Lo mejor es clasificar la ropa por colores y materiales. Claro, oscuro, colorido… con esta sencilla clasificación puedes preclasificar mejor tu ropa. Lavar juntos los colores iguales o similares es una buena idea, ya que no se mancharán entre sí ni se decolorarán. Ten cuidado con la ropa nueva, especialmente con la de colores fuertes. Antes de meter la ropa nueva en la lavadora por primera vez, pruébala con un breve lavado a mano en el fregadero para evitar que manche todas las demás camisas.

Clasificar por texturas es especialmente importante al lavar tejidos finos: encajes, seda o lana auténtica, por ejemplo. Éstos requieren temperaturas bajas y un centrifugado más leve al de las camisas “normales”. En el caso de la ropa interior delicada, también es aconsejable utilizar bolsas de lavado para evitar que el material delicado se enganche en otras piezas.

 

2. Elige el programa de lavado y temperatura adecuada

Ahora que has clasificado tu ropa, debes elegir el programa de lavado adecuado. En casi todas las lavadoras y por su puesto en tu lavadora Whirlpool encontrarás las siguientes opciones: Algodón/sintéticos, cuidado fácil, prendas delicadas y lana/lavado a mano, además suele haber un programa de centrifugado, un programa exprés y un programa deportivo.

Algodón/ Sintéticos

Con este ciclo de lavado puedes lavar textiles poco delicados de algodón y lino, ropa de cama y toallas. Se aconseja lavar a 60 grados en estos ciclos de lavado para limpiar higiénicamente su ropa.

Cuidado fácil

Este ciclo de lavado es un auténtico todoterreno. Puedes lavar casi toda tu ropa con él. El lavado a 30 grados suele ser suficiente. Este programa de lavado funciona muy bien para los tejidos de materiales mixtos.

Ropa delicada

Como su nombre indica, el programa para prendas delicadas se recomienda para tejidos delicados como blusas, vestidos y faldas, pero también se puede lavar la ropa interior y los calcetines con este programa. Los sujetadores de encaje también se pueden meter, pero es mejor utilizar una bolsa de lavandería para ello. Lavar tus prendas delicadas a 30 grados será la elección correcta.

Lana / Lavado a mano

Este programa es extremadamente suave y muy adecuado para materiales muy sensibles. Es un programa de lavado en frío (hasta 30 grados). Además, los tejidos no se centrifugan aquí, lo que es especialmente importante con la lana, ya que de lo contrario encogerá. Precaución: debido a la ausencia de centrifugado, la ropa suele estar muy húmeda después de este ciclo de lavado y puede gotear al colgarla. Sin embargo, los jerséis de lana no deben colgarse para secarse, sino que deben colocarse en posición horizontal.

 

3. Elige el detergente adecuado

No importa si eliges el detergente olor a manzana o lavanda, eso sólo depende de ti y de tus preferencias, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de comprar un detergente.

Lavar la ropa de color suele ser más fácil que lavar la blanca o los colores oscuros. Los detergentes universales, de gran potencia o de color pueden utilizarse para el algodón, los tejidos sintéticos y para el programa de cuidado fácil. Los detergentes suaves deben utilizarse para la lana y los tejidos más sensibles. Los detergentes en polvo son especialmente adecuados para la ropa blanca, ya que suelen contener lejía y contribuyen a que el color blanco sea duradero y fresco. Advertencia: la lejía del detergente no supone un riesgo para la salud, pero sigue siendo mala para el medio ambiente.

Estos son los conceptos básicos que debes de tener en cuenta para tus primeros días lavando ropa, verás que con el tiempo te volverás un experto.

 

También podría interesarte: Cómo usar una lavadora Whirlpool con cuidado