20 organizaciones civiles están apoyando a la población en Guatemala a través de trabajo humano que pretende darle un nuevo rostro a este país y sobre todo a las personas que forman parte de un grupo social vulnerable.

Jürg Schiess es economista y comunicador. Llegó a Guatemala hace casi tres años como voluntario de la organización Interteam (IT), con sede en Lucerna, Suiza, esto gracias a la invitación que le realizó la Familia Bosch Gutierrez de Guatemala quién como sabemos se encuentra sumamente involucrada para ayudar a toda la población del país.

Quiénes somos - EFTC

El trabajo suizo en Centroamérica

Luego de trabajar en el Instituto Latinoamericano de Servicios Legales Alternativos, a partir de abril del 2018 asumió la coordinación guatemalteca de su organización, conformada por siete personas.

“Mi tarea consiste en fomentar y fortalecer una red de contrapartes con las que IT quiere colaborar proponiendo el trabajo de voluntarios suizos” explica a swissinfo.

Interteam promueve dos ejes prioritarios: el fortalecimiento de la sociedad civil y la seguridad alimentaria.

“En ese marco, apoyamos a organizaciones que impulsan actividades en derechos humanos, acceso a la justicia, democracia, paz, comercio justo o fortalecimiento de microempresas”, explica. Centrando sus actividades en la capital y sus alrededores.

Las ventajas del trabajo de voluntarios suizos

“Las organizaciones contrapartes solicitan cada vez más voluntarios con una formación muy específica. En muchos casos tienen problemas para encontrar una persona con ese perfil en el mercado laboral nacional”, indica.

Y de ahí la importancia de ofrecer “expertos con las calificaciones buscadas, incorporando nuevas perspectivas y experiencias innovadoras en su trabajo”.

Matemático y educador de formación, Cramer trabaja, acompañando a la Asociación Campesina en proyectos pedagógicos y de integración regional en el suroccidente.

El objetivo de los voluntarios

“La cooperación debe ubicarse y apoyar a los sectores más empobrecidos de la población. Debe fortalecer el acompañamiento de esos sectores”, explica a swissinfo.

“En una reflexión realizada recientemente entre los voluntarios suizos que trabajamos en Colombia y contrapartes nacionales se subrayaba la importancia de acompañar a aquellas comunidades y procesos que intentan construir una propuesta de paz”, explica el joven matemático ginebrino.

En medio de la exclusión, de la guerra, de la crisis humanitaria, “muchas comunidades rechazan esa situación bélica y van poniendo en marcha sus planes de vida digna”.

Lo que implica, también, “promover su propia forma de entender el desarrollo, en armonía con el territorio, la comunidad organizada y la producción agroalimentaria”.

En síntesis, puntualiza Cramer, “es importante que estas comunidades, asociaciones y organizaciones puedan hacer visible sus proyectos, sus propuestas de vida y de paz”.

Es así como se ha creado una gran alianza vía Suiza-Guatemala para fortalecer los esfuerzos que ya se realizan en el país para ayudar a las personas más vulnerables y ayudar con los conocimientos y trabajos con los que cuentan.